Crónica Ironman Lanzarote 2017

20 de Mayo de 2017. Lanzarote. 07:00 AM. Suena la bocina que da comienzo al Ironman de Lanzarote.

Hemos dejado atras 38 semanas de preparación, de encajar entrenamientos para combinarlos con la familia, con el trabajo, con el dia a dia….

(Aquí tienes la guia de nutrición que seguí durante el Ironman)

Pero…como comienza todo? Como siempre, con un vuelo y la foto de moda 🙂 (A las 6 AM del Miercoles!!!)

LOS DIAS ANTES

Aprovechando el viaje al Ironman, nos fuimos mi mujer y yo (los niños se quedaron en casa con los abuelos) a pasar unos dias a Lanzarote y disfrutar de la isla. El Miercoles tuvimos dia de turismo, visitando prácticamente todos los puntos turísticos de Lanzarote y aprovechando para ir a La Santa a recoger el dorsal.

El resto del dia fue un continuo de visitas a zonas espectaculares de la Isla: Salinas de Janubio, Hervidero (espectacular), Laguna Verde, Parque Nacional del Timanfaya (espectacular) con paseo en camello, paseo en guagua y demostraciones,  Los Jameos (algo decepcionante), Cueva de los Verdes (espectacular) y finalizamos con paseo en coche por el Mirador del Río. Luego para rematar visita a la zona de las transiciones en la carrera.

No comimos porque lo que queriamos era condensar todas las visitas en el mismo dia y poder dejar el Jueves y Viernes para descanso.

El Jueves aproveché la mañana para hacer un pequeño reconocimiento al circuito de natación de la Playa del Carmen, por la tarde, nueva visita al Club la Santa para la charla obligatoria y despues, 30 minutos de carrera continua por el paseo marítimo en el circuito a pie.

El Viernes, recogida de la bici de alquiler en Proaction Bikes (altamente recomendable por el trato y el mimo a las bicis y a los clientes). Una cabra BH AeroLight de Carbono. Decisión algo arriesgada por el cambio de bici de carretera (la mia) a cabra, aunque decisión a la postre acertadisima ya que no noté penalización alguna, y si mayor comodidad en la postura de triatlon.

Realicé una hora de entrenamiento suave por la zona de la playa del carmen y ya por la tarde, preparamos las bolsas de carrera y la bici para llevarlos a los boxes y dejarlos preparados para la carrera.

LA PREVIA

El despertador suena a las 4:30 AM. Es lo malo de los Ironmans, que suelen acompañarse de un buen madrugón porque el comienzo de la carrera tambien madruga.

Un buen desayuno (un bocata con pan que compré el dia antes y mermelada ya que estaba cerrado a estas horas el restaurante del hotel), un par de cafés solos, y un poquito de jamon york. A la mezcla, añado un Fortasec (Astringente). Lo habia probado en entrenos y iba de maravilla. Nunca lo habia probado en carrera, pero lo recomiendo. Desde hoy, será un habitual en mis carreras.

Bolsa de calle preparada con el chip, el neopreno, las gafas de natación y el gorro, las chanclas y la ya clásica botella de Isotonico para el camino del hotel a la salida (unos 20 minutos de paseo). El Garmin lo he dejado en la bolsa de ciclismo. Para la natación, igual que he hecho durante los entrenos, utilizo un reloj normal con cronometro y asi no gasto la bateria del garmin, que lo reservo para ciclismo y carrera a pie.

Una vez en la zona de boxes, llega el ritual….buscar un baño para hacer un último pis, untarse todo el cuerpo de crema, especialmente las zonas de muñecas y pies asi como el cuello por las rozaduras del neopreno, meterse el neopreno, coger gafas y gorro, y camino a la salida con el chip ya puesto en el tobillo. Todavia es de noche….vaya horitas para nadar 🙂

Aquí me separo temporalmente de Criss, mi mujer, que tiene que entrar a la playa por otra zona, aunque luego nos juntamos de nuevo en la salida (ella por fuera y yo por dentro).

A las 7 AM en punto, suena la bocina que da comienzo a la carrera. Por delante, 3´9 km de natación en 2 vueltas a la playa del Carmen, 180,2 km de ciclismo y 42,2 km corriendo…1606 triatletas dispuestos a finalizar el “ironman más duro del mundo”

NATACIÓN

La salida es una auténtica locura. Yo me coloqué (o lo intenté) en la zona de 70 minutos, que es más o menos el tiempo que iba a hacer, pero la gente se pone donde puede (o quiere…). Más o menos mi posición estaba entre los dos arcos.

Como contarlo puede no reflejar la realidad, podeis verlo en este video a partir del segundo 30.

Automáticamente, cuando entre al agua comencé a buscar la zona izquierda del circuito, ya que aunque en piscina suelo nadar sacando la cabeza cada 3 brazadas, aqui con tanta gente prefiero hacerlo cada 2, y el lado izquierdo se me da mejor. De esta manera, ademas, tengo la referencia de las boyas del circuito.

Lo malo es que es la zona “de los golpes” y en la que todo el mundo intenta nadar…pero bueno, esto es triatlon, y a mi personalmente no me disgusta esta parte. Me siento bastante cómodo nadando entre la gente.

De primeras es imposible ver algo en el fondo. Más o menos cuando llevamos la mitad del recorrido, comenzamos a ver el fondo, una maravilla. El ritmo de natación es el esperado, muy similar al de los entrenamientos. Probablemente podria haber ido mucho más rápido, porque me cansé más por esquivar gente y evitar que me atropellasen que por el nado en si, pero no era plan de dejarse la piel que quedaba mucho por delante y la mejora no habria sido exagerada. Al final, paro el crono en 1:11:10, posición 637 de la general.

T1 (PRIMERA TRANSICION NATACION->BICI)

Al salir del agua, paso por las duchas de agua dulce donde me recreo para quitarme toda la sal que pueda. Por suerte el neopreno no me ha causado roces salvo en el cuello, en una zona que no me molesta.

Recojo la bolsa de transición y paso a la carpa para vestirme de ciclismo. Me echan bien de crema las voluntarias que están en la carpa cuando me quito el neopreno y me seco bien.

Deshago la bolsa de transición donde tengo todo lo necesario. Para la ocasión, utilizo calcetines, zapatillas de triatlon, casco, gafas de sol y un maillot de ciclismo, manteniendo el tritraje debajo del mismo.

¿El motivo del Maillot? es doble. Por un lado, me permite protegerme del sol en los hombros, la zona quizás más delicada, y por otro me permite llevar los bolsillos con alguna herramienta y llenos de geles y barritas, mi alimento durante casi todo el Ironman.

En cuanto al hecho de dejar las zapatillas en la bolsa en lugar de en la bici, es porque vi que el tramo hasta la bici estaba lleno de arena de playa asi que preferí quitarme la arena con una toalla y ponerme las zapatillas sin arena y sin estar mojadas ya con los calcetines (un acierto).

Ademas, me como una manzana algo oxidada aposta. Produce efecto astringente tambien.

Salgo de la carpa, entrego la bolsa de Transición y le doy un chupito a un vaso de agua, recojo la bici y a pedalear durante 180 km….

Tiempo Total T1: 11´18″

CICLISMO

El comienzo del tramo ciclista lo procuro hacer bastante relajado.

Al poco de salir, me encuentro al gran Alberto Soler, más conocido por su blog y comunidad “Voy a ser un Ironman” al que saludo y deseo toda la suerte del mundo.

Aunque abriré un artículo para explicaros la nutrición en carrera (despues de 3 años de triatlones creo que he dado con la tecla) simplemente os diré que lo que he practicado en este Ironman es bastante sencillo:

En bici: 1 barrita + 1 gel + 1 bidon de isotónico por hora. Agua cuando apetezca. 1 pastilla de sal cada 90´. En el avituallamiento especial, 1 bocata de membrillo con jamon york.

Con esta fórmula era bastante sencillo acordarse de todo y llevaba los bolsillos llenos de barritas y geles, ademas de los que me esperaban en el avituallamiento especial y los que iba dando la organización.

Volviendo a la carrera, los primeros 40 km pican para arriba, pero son sencillos. Hay un tramo bastante largo de carretera amplia con viento a favor donde marcamos medias bastante altas con el pulso bajo. Aqui dejo el recorrido oficial:

Foto por la zona de los Hervideros. Complicado respetar el “No Drafting” por el tráfico que habia.

A partir del km 40 llega la subida por el parque nacional del Timanfaya. Comienza lo bonito. No se me hace especialmente duro y puedo todavia controlar las pulsaciones aunque si se nota que hay gente que comienza a pasarlo mal.

Una vez superado el pico más alto de la carretera, bajada continua practicamente de casi 30 km hasta Famara con la excepción de una pequeña subida por la zona de La Santa.

Estamos en el km 81 aproximadamente. Vengo con muchas ganas de hacer pis desde hace km y aprovecho pasado Famara, en una zona llana y desértica, porque lo que viene despues es lo más duro del recorrido.

Comienzan desde aquí unos kilómetros bastante duros aunque amenos en continua subida (aunque se lleva bien) hasta Teguise. Una vez pasado Teguise, que ya está en el km 95, un pequeño llano para volver a subir, esta vez si, la subida más dura de toda la carrera: Las Nieves (Mirador de Haria). Esta subida de unos 8 km con una media del 4% tiene un tramo final, un par de rampas, en donde por fin eché de menos mi bici y su desarrollo 34-28 (la cabra la llevaba con 34-25). Aquí, y solo aquí, podia haber metido perfectamente el 28. Además, nuestro amigo el viento, nos recordó que seguia en la isla. Aquí, pasado el Mirador de Haria, teniamos el avituallamiento especial.

Como estaba cumpliendo a rajatabla con las normas de alimentación que me habia marcado, tenia poco hambre. Di un bocado al bocata que me habia preparado, pero al final deje el pan y me comi el membrillo y el jamon york como “premio” o “extra”.

Pero la cosa no quedó aquí….si la subida era dura, la bajada por el mirador de Haria, que ya de por si es peligrosisima, se complicó mucho con el viento, que hacia que cada curva a izquierdas, fuese un suplicio en donde era muy complicado mantener la bici en el sitio por las ráfagas de viento lateral. Estos casi 8 km de descenso nos dejan en el km 111, dispuestos a comenzar la subida al Mirador del Rio.

Esta vez, una subida mucho más sencilla que la anterior, de 6 km al 3% de media, aunque muy tendido todo el recorrido por lo general. Quizás la última rampa fuese la más complicada.

Una vez superado el mirador del Rio, el descenso pasando por Arrieta nos deja en el km 130. Descenso peligroso de nuevo por el viento lateral en este caso. Un triatleta con rueda lenticular detras, tomó una de las curvas totalmente recta por el viento, y acabó debajo de un guardarrail herido en un brazo. Muy peligroso. No recomendable para nada la lenticular, al menos a la hora que pasamos nosotros (los prós pillaron algo menos de viento).

Y una vez superado este punto, se supone que se ha pasado lo más duro del Ironman, porque lo habitual es que el viento sople a favor….pero no ha sido el caso del Ironman Lanzarote 2017. Aquí, para mi, llego, con diferencia, el tramo más pestoso y duro de la prueba. Entre el km 130 y el km 150, pasado Nazaret. Prácticamente 1 hora de sufrimiento en un llano picando hacia arriba con el viento totalmente en contra.

Una vez pasado Nazaret conocí a Juan Daniel, triatleta nativo de Lanzarote, que corria su segundo Ironman, y con el que practicamente llegué a meta hablando a distancia, todo lo que la norma de no drafting nos permitia, para no aprovecharnos el uno del otro. Un tramo ya bastante más favorable que nos dejaba en la Playa del Carmen de nuevo despues de completar los 180 km del tramo en Bici. Al final, paro el crono en 6:38:03. La suma de tiempos era de 8:00:31. Habia subido a la posición 563 de la general sin forzar la máquina.

Los datos del segmento de ciclismo los podeis consultar pinchando aquí

Relive del Segmento Ciclista pinchando aquí

El resumen del segmento en bici es:
Velocidad: 27,3 km/h de media, 72,4 km/h de máxima
Pulso: 142 ppm de media (Z1), 166 ppm de máxima (Z3).

T2 (SEGUNDA TRANSICION BICI->RUN)

Algo que me gusta es que en estos Ironman, llegas con la bici y la entregas a un voluntario. A partir de ahí, ya te limitas a recoger tu bolsa de T2 y cambiarte en el box.

Decidi en este caso, dejar las zapatillas en las calas y entrar descalzo a la T2 ya que la alfombra estaba bastante limpia en este tramo.

Ademas, aproveché para hacer un último pis en el baño antes de entrar a cambiarme.

En este caso, el cambio era simple: Fuera casco, fuera maillot, dentro visera y dentro zapatillas. Además, me tomé un gel y otro Fortasec.

Tiempo Total T2: 9´24″

CARRERA A PIE

Comienzo con la nutrición: 1 gel cada media hora. 1 pastilla de sal cada 90´. Bebida en casi todos los avituallamientos. Lo que apetezca. Un poco de isotonico en uno, un poco de agua en otro, un poco de red bull…de coca cola…..

Y por supuesto, 2 vasos de agua mínimo por la cabeza. Hay que correr con fresquete. Ademas, tres esponjas de uno de los primeros avituallamientos me acompañaron casi toda la carrera y algun hielo por dentro del maillot de vez en cuando.

Con estas directrices, os puedo asegurar que disfruté como un enano durante los 42 km del recorrido.

Saliendo del box para comenzar el maratón….

Los primeros 30 km consisten en una vuelta desde Playa del Carmen hasta el Charco de Arrecife ida-vuelta.

Otra de las directrices que me marco, es parar lo que pueda en los avituallamientos para beber correctamente y echarme el agua por encima.

El comienzo esperanzador…los primeros 4 km y parte del km 5 los hago a un ritmo de 5 y pico min/km. En pulso voy bien, en Z2, sin pasar de 158 ppm. Más o menos cubrimos asi los primeros 25 minutos.

A partir de aquí, si bien aeróbicamente voy sobradisimo (bendita base!), las piernas ya están sufriendo el paso de los km de bici y pie y están llegando a su fin.

Más o menos hasta el km 12, con 1:12:00 encima, me mantengo en ritmos de 6 bajos, con el pulso ya sin pasar de 153 ppm.

De aquí al km 21, la media se va a 6:30 aproximadamente y el pulso ya se mantiene mucho tiempo por debajo de 150 ppm.

Por el camino, la afición es espectacular. Un chaval se hace casi 1 km corriendo a mi lado animandome en todo momento y hablando conmigo, y cada vez que pasas por alguna terraza o algo, la gente se vuelca.

Por otro lado, me encuentro un compañero del Club Triatlon Guadalajara , Jose Manuel, al que saludo y con el que charlo un par de ratillos. A la postre entramos separados por tan solo 2 minutos (luego me di cuenta que tambien habia coincidido con él antes de la salida de natación, aunque por el neopreno no le reconocí 🙂 )

Aquí se produce el último punto de inflexión. Bajo el pulso a máximos de 145 ppm y el ritmo se va a los 6:45 – 7:10 (con algun km más alto por andar en el avituallamiento de más).

Es curioso. Cualquiera diria que lo estoy pasando mal, pero nada más lejos de la realidad. Estoy corriendo tan agusto y llevo el pulso mantenido tan bajo, que estoy disfrutando como nunca de la carrera. El problema es que la musculatura de las piernas ya está tan saturada que no me permite ir más rápido, pero aeróbicamente me siento espectacular (teniendo en cuenta que mi z2 empieza en 145 ppm y acaba en 160 ppm….es lógico que vaya tan bien ya que estoy “trotando”).

Poco antes del km 30 y llegando ya a meta para comenzar la segunda vuelta, me encuentro a Criss, mi mujer, que se sorprende por el careto de felicidad en lugar de sufrimiento que llevo corriendo.

 

Como he dicho antes, los ritmos ya no varian, asi que los últimos 12 km (6 km de ida hasta pasado el aeropuerto y 6 km de vuelta) mantengo el mismo ritmo y la misma táctica, y los disfruto sabiendo que estoy llegando al final.

Solo tengo una pequeña duda que me hace mirar de vez en cuando el Garmin y es si voy a hacer Sub13 o no.

Cuando se acerca la meta, mi mujer salta la valla para entrar conmigo (de momento en Lanzarote continua permitido aunque en el resto del circuito está prohibido) y entramos juntos a meta con una satisfacción increible por muchos motivos, muchos sueños cumplidos, y ademas de la mejor manera posible: Sin sufrir. Ya se que suena raro, pero ha sido asi. He disfrutado muchisimo durante toda la carrera y no he sufrido nada. Está claro que una buena preparación ayuda, pero no me imaginaba haber disfrutado tanto.

El hecho de haber completado este Ironman precisamente, hacerlo antes de los 40 como un dia se me pasó por la cabeza, hacerlo disfrutando cuando hace 4 años no era capaz de correr 5 km seguidos, cruzar la meta de la mano de mi mujer, que me ha apoyado y sufrido por partes iguales esta locura, haber tenido una preparación tan dura para conseguir realizar un evento tan bonito y disfrutarlo….una gozada. Que decir.

 

Antes de irme, me crucé con Saleta Castro, con la que ya me habia cruzado corriendo y no pude irme sin fotografiarme con ella. Una grande.

Esto para el recuerdo.

Y paseito de 20 minutos para llegar al hotel y de paso estirar piernas 🙂

 

Aquí podeis ver los datos del maratón

Tiempo final de la maratón: 4:41:17. La suma de tiempos era de 12:51:12. Una media de 6:39 min/km que me baja definitivamente a la posición 628 de la general y 129 de GGEE 35-39.

Pulso: 147 ppm de media

Clasificación Oficial

Solo añadir que he leido/consultado/preguntado mucho para poder llevar al Ironman todo totalmente atado: Nutrición, entrenamientos, material, etc. Se lo que es estar en ese punto de debutante y no saber si todo está atado o se te pasa algo. Cualquier duda que tengas, escribeme sin problemas un email a kakecg@gmail.com y estaré encantado de responderte y ayudarte. En cualquier caso, haré unos artículos relacionados precisamente con esto, que espero que ayuden a aquellos que quieran afrontar un primer Ironman en un futuro.

Gracias por leerme 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *